LHCb

El LHCb es uno de los detectores de colisiones del LHC. Está diseñado para detectar violaciones a uno de los modelos teóricos de física de partículas llamado CP. Dicho de otra manera: en base a los datos que tenían los científicos desarrollaron hace tiempo una teoría que explicaba “muchas cosas”. Sin embargo poco después descubrieron eventos que violaban dicha teoría. El LHCb está diseñado para estudiar más a fondo dichas violaciones así como otros eventos relacionados con la desintegración radiactiva. La última excursión que hice en el CERN fue a las oficinas de este detector, cien metros bajo tierra.

Para baja a la caverna donde está el LHCb hay sensores de movimiento, detectores de radiactividad y lectores biométrico de retina como el de la imagen.
Una parte del LHCb. Todos esos cables están ahí para poder transmitir la información de los sensores que detectan distintas propiedades de las colisiones.
Un metro más hacia atrás.
No se ve muy bien pero al fondo está el punto donde las colisiones tienen lugar.
Cables, maquinaria y en cualquier momento aparecerá alguno de los monstruos de Half-Life saltando hacia nosotros.
Otra vista del complejo.
40 botones de apagado de emergencia y todos “Hors service” (Fuera de servicio).
La expedición no estuvo exenta de peligros.
Reservas de helio o nitrógeno, no recuerdo exactamente.
Por último este experimento aunque está localizado en el mismo lugar que el LHCb no tiene nada que ver. Es máquina gira ligeramente a lo largo del día siguiendo la trayectoria del sol. Está “a la escucha” de un tipo de partículas que provienen del sol y aunque pueda parecer poco intimidante comparado con otras monstruosidades al menos un premio nobel ha salido del estudio de los datos que ha recogido (lo cual, según nuestro guía, estaba bastante bien).