Geneshaft

Geneshaft es un tanto peculiar y me ha gustado por la imaginación del guionista: estamos en un futuro donde la humanidad ha perfeccionado hasta nivel 70 la habilidad de Genética. Casi todos los seres humanos creados se hacen a medida (estilo Gattaca) y de forma artificial, nada de sexo que es muy sucio. El objetivo es crear humanos perfectos para que puedan servir a la sociedad lo mejor posible. ¿Pero son todos perfectos? No, todos no, la protagonista por ejemplo no tiene deshabilitado cierto gen que la hace menos perfecta al ser más presa de las emociones y aunque al principio parece una desventaja..

Aparte del tema genético también hay conspiraciones, luchas interestelares, tecnología alienígena y pechos, muchos pechos por todos lados. Eso sí, es lógico que haya tanta hormona femenina y es que la humanidad de Geneshaft ha resuelto crear un hombre por cada nueve mujeres ya que los hombres son más agresivos y eso condujo casi a la destrucción a la civilización anterior. ¿Resultado? Los pocos hombres que hay ocupan los cargos de dirección y todos los curritos son mujeres.

Sin duda es mejor que ver un programa de salsa rosa, las noticias o un drama pero entre Geneshaft y un cuento infantil con ciertas distorsiones no hay demasiada diferencia.