Dragon Quest V: Hand of the Heavenly Bride

Hace unos minutos que me he acabado el Dragon Quest V para la Nintendo DS y me ha encantado. El juego narra, de forma interactiva, la vida del hijo de Pankraz, un guerrero que viaja en busca de algo muy importante. A lo largo del juego aparte de ganar niveles y conjuros la vida del protagonista se va desenvolviendo y vas conociendo más sobre las pecularidades del mundo en el que vive. Es la primera vez que juego a un juego que cubre tanto sobre un personaje.

Modo combate.

La mitad del tiempo la pasas luchando contra monstruos mientras viajas y la otra mitad la pasas hablando con gente o jugando en alguno de los múltiples casinos. El aspecto visual es muy bueno: los personajes, items y monstruos son un impecable ejemplo de pixel art mientras que los escenarios están en 3D. Dragon Quest V tiene elementos de videojuegos de rol clásicos: combates por turnos, música MIDI y poder hablar hasta con el cocinero. La guinda, por mencionar una de tantas que tiene, es que puedes reclutar a algunos de los monstruos con los que luchas. Los diálogos están muy bien pensados, me han sacado carcajadas más de una vez.

Modo exploración.