Darker Than Black

En el mundo de Darker Than Black hay dos tipos de humanos, los humanos normales y los contratistas: personas que de alguna forma han obtenido superpoderes por los que tienen que pagar una especie de tributo cada vez que los usan. Ejemplos de tributos: fumar cigarrillos, beber latas de refrescos, comerse huevos, etc En este mundo también hay una especie de robots que simulan el comportamiento humano pero que no tienen alma a los que llaman Muñecos.

La mayor parte de la serie trata sobre los trabajitos que les encargan hacer al grupo del que forma parte el protagonista, un contratista al que apodan “Shinigami Negro” (Shinigami significa algo así como Dios de la Muerte), y que casi invariablemente acaban en lucha contra otros contratistas.

El argumento de fondo es interesante así como el ver qué nuevos poderes tendrán los nuevos contratistas que van apareciendo aunque tras verla me quedé con ganas de algo más. Los personajes principales son memorables pero a mi juicio le falta algo para ser una serie sobresaliente. Si te gustan los superpoderes recomendada.